sábado, 21 de junio de 2008

Bébetela

Luís Alberto de Cuenca es un hombre sorprendente: filólogo, poeta, ensayista, y también dedicado al mundo de la política (fue Secretario de Estado de Cultura durante el gobierno de Aznar).

Escribe una poesía con un lenguaje sencillo, y crea unos versos preciosos.
Yo no conocía nada de él hasta que mi amiga Elena me leyó alguno de sus poemas.

Es uno de esos poetas que cuanto más lees su poesía, más te apetece seguir leyendo, tanto a él, como al género en general, así que os lo recomiendo.

Para ir haciendo boca, uno de esos poemas de amor, de pareja, sobre los que tanto y tan bien escribe y describe en sus versos. Hoy uno que, por si no tienes despierto el instinto, te despierta las ganas de amar a tu pareja. Un poema-consejo precioso.


Bébetela

Dile cosas bonitas a tu novia:
«Tienes un cuerpo de reloj de arena
y un alma de película de Hawks.»
Díselo muy bajito, con tus labios
pegados a su oreja, sin que nadie
pueda escuchar lo que le estás diciendo
(a saber, que sus piernas son cohetes
dirigidos al centro de la tierra,
o que sus senos son la madriguera
de un cangrejo de mar, o que su espalda
es plata viva). Y cuando se lo crea
y comience a licuarse entre tus brazos,
no dudes ni un segundo:
bébetela.

De El bosque y otros poemas (1997).

2 comentarios:

Clarice dijo...

Que romántico no? Es un tanto espesito...
Bss

Belcebú dijo...

Romántico... sí.

Espesito... no sé.

Lo que me parece es que este poeta es más bien pícaro, y sencillo. Habla de cosas cotidianas.

Tiene un poema que trata sobre una situación típica de pareja en el supermercado que me encanta el final que tiene.

Me provocan sonrisas sus poemas.