sábado, 6 de febrero de 2010

Sol, miedo y pop



Un nuevo día ha nacido cerca de mi taza de café
y mis dedos juguetean con una postal que tiene matasellos de tan lejos.
Son las motos de los chicos que dejan una estela de aceite quemado.
También hay chicas entrenadas para romperme el corazón.

Un poco loco fui ayer
Un poco loco también seré.

Para siempre me quedaré
en ese sitio donde todo está bien.
Para siempre te tendré
que dar la razón, es mucho mejor.

Un nuevo día ha nacido cerca de mi taza de café.

Dile a Breth que ya aprendí a ser amante, a ser mayor.
En medio de la calle, tan guapos los dos.

Un poco loco fui ayer
Un poco loco también seré.

Para siempre me quedaré
en ese sitio donde todo está bien.
Para siempre te tendré
que dar la razón, es mucho mejor.

5 comentarios:

antonio dijo...

Saludos,
muy bonito.

Luis-Kiko dijo...

¿siglo XIX? ¿tu no sabes lo que es un emilio?

Sofí Garzón dijo...

Me gusta como escribes ¡¡¡que te vaya bonito!!!!

Hermes de Paula dijo...

Así debe ser, escribir hasta dejar en el papel la última gota de... lo que sea.

Pao - Pao dijo...

mmm...me ha gustado. Y por eso te sigo ;)

Un saludo